Tensiones geopolíticas disparan los precios del crudo

Los precios internacionales del petróleo se dispararon el viernes a niveles de 2014, presionados por una escalada en las tensiones geopolíticas, ante advertencias de Estados Unidos, de que Rusia podría invadir a Ucrania en cualquier momento.

Los analistas estiman que los precios del crudo podrían alcanzar los 100 dólares el barril en el corto plazo y los 130 dólares si hay un conflicto armado, lo que podría acentuar las presiones inflacionarias.

El precio del WTI subió 4.41 por ciento el viernes a 93.84 dólares por barril y el Brent repuntó 3.92 por ciento a 94.99 dólares, las mayores alzas desde el 6 de diciembre de 2021 y su mayor nivel en más de 7 años, desde septiembre de 2014.

El precio de la mezcla mexicana de exportación se ubicó en 86.84 dólares el barril, su mayor nivel desde el 30 de septiembre de 2014 y acumula una alza de 37 por ciento de diciembre a la fecha.

En las primeras horas de operaciones de este lunes el Brent seguía al alza y cotizaba en 95.44 dólares el barril, con una ganancia de 1.06 por ciento. Por su parte, las bolsas en Asia reportaban pérdidas, de 2.18 en el caso del Nikkei de Japón, mientras que el Shanghai de China retrocedía 0.63 por ciento y el Hang Seng, de Hong Kong retrocedía 1.2 por ciento.

Precio petróleo se estabilizará en 70 dólares por barril en 2022 - Grupo En  Concreto

Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, aseguró el viernes en conferencia de prensa que más fuerzas rusas estaban llegando a la frontera con Ucrania y advirtió que una invasión comenzaría en cualquier momento.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y líderes de otros países tuvieron llamadas este fin de semana, donde expresaron su preocupación por la acumulación de fuerzas militares rusas alrededor de Ucrania.

Biden también tuvo una llamada con el presidente ruso, Vladimir Putin, en la que le advirtió que Estados Unidos y sus aliados responderán de manera decisiva e impondrá costos rápidos y severos a Rusia en caso de una invasión, y le indicó que está preparado para una solución diplomática, pero también para otros escenarios.

Impactos globales

Analistas señalaron que los informes que advierten la posibilidad de un conflicto armado dispararon los precios del crudo, y esperan que alcancen los 100 dólares en poco tiempo, lo que acentuaría las preocupaciones sobre la inflación.

“El precio del petróleo WTI puede alcanzar los 100 dólares por barril en el primer trimestre por el alza en la demanda y las acotadas reservas. Si se diera un conflicto armado entre Rusia y Ucrania podría alcanzar 130 dólares por barril”, dijo Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base.

“Si los informes son correctos y se produce un movimiento de tropas, el crudo Brent no tendrá ningún problema para subir por encima del nivel de 100 dólares”, dijo Edward Moya, analista de Oanda.

Kieran Clancy, economista de Capital Econmics, señaló en un reporte que la coyuntura apunta a que los precios de la energía pueden seguir altos por más tiempo, ejerciendo una presión alcista sobre los costos de producción.

Una nota reciente de Blomberg señala que JP Morgan calculó que un nivel de 150 dólares en el precio del crudo reduciría el crecimiento económico mundial de este año a 0.9 por ciento, desde el 4.1 por ciento, previsto y la inflación se elevaría a 7.2 por ciento, desde el actual pronóstico de 3 por ciento.

Efectos en México

Siller señaló que los precios actuales del petróleo y la expectativa de que seguirá al alza presionan a la inflación. Consideró que si bien, podría pensarse que los elevados precios del crudo son favorables para las finanzas públicas, por Pemex, el problema de la empresa petrolera no es el precio del petróleo, sino su endeudamiento y el negocio financieramente no rentable por los altos costos.

Miguel González, coordinador del Centro de Estudios Financieros y de Finanzas Públicas de la UNAM, indicó que los altos precios por un lado significan mayores ingresos para Pemex y las finanzas públicas, aunque la producción de barriles no esté en nivel de años anteriores.

Asimismo, agregó, significan más divisas, que en principio fortalecen las reservas internacionales. “Sin embargo también presiona el precio de los combustibles y seguramente la decisión de aumentar el subsidio para que no repercuta tanto en la inflación”, señaló.

 

Fuente: El Financiero

diseño +
desarrollo

Todos Los Derechos Reservados